0 Consejo de Regulación, Desarrollo y Promoción de la Información y Comunicación

Comunicamos




Ética periodística en momentos de crisis

Ética periodística en momentos de crisis
Imprimir Enviar
3 de abril de 2020 - 4:22 pm
Tiempo de lectura: 6 minutos | No. de palabras: 1229 | 1386 visitas
Ética periodística en momentos de crisis

La emergencia sanitaria causada por el coronavirus (Covid-19) representa un reto mundial y ha supuesto un desafío que ha retado la capacidad de todos los Estados para enfrentar la emergencia y brindar la atención necesaria a la ciudadanía. A su vez, genera una mayor preocupación y angustia en la ciudadanía, por lo cual es necesario que los medios de comunicación que difundan información en formato audiovisual, escrito, impreso o digital realicen un tratamiento adecuado de los titulares y contenidos que presentan, y brinden información verificada, contrastada, precisa y contextualizada a la ciudadanía, conforme lo establece el artículo 22 de la Ley Orgánica de Comunicación.

Además, sobre la base de las responsabilidades comunes de los medios de comunicación, entre las cuales se incluyen la contribución al mantenimiento de la paz y seguridad (artículo 71 de la Ley Orgánica de Comunicación) y en atención a los principios de autorregulación mediante los cuales se busca el equilibrio entre responsabilidad y libertad informativa, y que se guía por el respeto de los derechos fundamentales, el Consejo de Regulación, Desarrollo y Promoción de la Información y Comunicación insta de forma categórica a los medios de comunicación a que la información que difundan tome en cuenta la extrema sensibilidad que impera en la sociedad respecto a la compleja situación de la crisis sanitaria por la que atraviesa el país.

Es nuestro interés alentar un discurso que evite la espectacularización y el sensacionalismo que –por acción u omisión- aproveche estos momentos para generar cualquier tipo de atención (réditos, clientes, lectores, consumidores, etc.) desde la difusión de información que, sin surgir de hechos falsos, esté aislada de su contexto y pueda causar desinformación o posicionar opiniones no declaradas que confundan a la ciudadanía.

En este contexto, el Consejo de Comunicación conmina a Diario Extra a no generar pánico ni a exacerbar con sus portadas y tratamiento periodístico durante esta situación crítica. Prácticas periodísticas como la del viernes 3 de abril de 2020 desdicen de la calidad ética y el compromiso social del medio con la ciudad y sus habitantes, ya que si se quiere realizar una denuncia periodística, el titular ¡Apesta a muerto! no ayuda ni orienta a la sociedad, peor aún se configura como una denuncia periodística que promueve soluciones.

Vivimos momentos difíciles y los medios de comunicación deben tener la solvencia ética para el tratamiento de la vida y la dignidad humana, lo cual Diario Extra no lo está aplicando, y se aleja de los compromisos éticos y profesionales que el periodismo ejerce como práctica social comprometida con la comunidad.

El espectáculo de la información sensacionalista, expresado en titulares y prácticas antiéticas como la este viernes 3 de abril de 2020, no abona en la solución de esta crisis, al contrario, la promueve mucho más y genera pánico social.

El Consejo de Comunicación, al amparo de sus atribuciones de monitoreo al contenido de los medios de comunicación, conmina a éstos a evitar el uso de imágenes, titulares y contenido que pongan en riesgo el derecho inalienable de dignidad e integridad propia del ser humano, así como el derecho a la comunicación. Por ello, animamos a que sumemos esfuerzos y juntos, a través de una comunicación seria, sensible y solidaria, generemos soluciones para salir de esta crisis que aqueja a nuestro país.

El tratamiento informativo adecuado y profesional es fundamental para que la población se mantenga informada y así evitar que experimente sensaciones de miedo, impotencia o frustración frente a los acontecimientos, por lo que apelamos al ejercicio de una comunicación con referentes éticos y científicos, en este momento, que permita trascender la sensación de alarma y promueva la solidaridad desde un periodismo de soluciones.

Deja un comentario